Aumenta tu productividad: la técnica Pomodoro

AUMENTA TU PRODUCTIVIDAD: LA TÉCNICA POMODORO

O cómo Pomodoro nos ayuda a concentrarnos.

No hace mucho os contábamos en IG un poco de esta técnica que nos introdujo una de nuestras coworkers, Mery Viñas.  Mery hora forma parte de la #Felisafamily desde San Francisco 🙂 Os vamos a explicar un poco más sobre cómo puedes aumentar tu productividad con la técnica pomodoro.

Es una técnica que busca una mejora en la gestión del tiempo a través de la división en fragmentos. El nombre de la técnica viene del tomate, pero no tiene nada que ver con el alimento. Toma su nombre del reloj de cocina clásico que se acciona por minutos, que fue el que usó Cirillo, su creador, para desarrollarla.

¿En que consiste? En dividir el tiempo en periodos de 25 minutos, separados por descansos. Cada fracción de 25 minutos se llama pomodoro. Las pausas frecuentes impactan directamente en nuestra agilidad mental.

También es una técnica muy efectiva contra las distracciones e interrupciones, puesto que están quedan relegadas a las pausas.

La técnica estaría formada por cinco etapas: planeamiento, anotación, registro, proceso y visualización.

Antes de comenzar, lo primero de todo es crear un listado de todas las tareas que debes completar en un periodo de tiempo, normalmente un día. Entonces:

  1. Elige la tarea que vas a realizar y estima cuantos pomodoros serán necesarios para ello.
  2. Programa el pomodoro con una alarma.  Se puede hacer fácilmente con la función cronómetro del móvil. Como hemos indicado, un pomodoro suelen ser 25 minutos.
  3. Durante el pomodoro, trabaja solamente esa tarea. Es importante la concentración en la tarea y no prestar atención a nada más: móvil fuera, email cerrado, etc.
  4. Una vez finalizado el pomodoro, toma una pausa de 5 minutos.  Prográmala en el cronómetro con su respectiva alarma. Durante este descanso se puede hacer lo que se quiera: llamar por teléfono, ir al baño, tomar un café, etc)
  5. Vuelve a activar el siguiente pomodoro. Hay que ir marcando cuántos pomodoros se han realizado, puesto que después de 4 pomodoros se recomienda una pausa mayor, de unos 20 minutos.

 

Yo generalmente he usado esta técnica siempre con el cronómetro del móvil, aunque el creador nos recomienda hacerlo con el reloj de cocina. Parece que el tic-tac y el timbre del reloj nos ayudan a recordar el compromiso con la tarea y la concentración. Yo imagino que como cada cosa, esta técnica también lo podemos adaptar a lo que nos viene mejor.  Por ejemplo, si por las mañanas me concentro mejor, quizás los pomodoros los puedo hacer de 30 minutos, y por las tardes de 20. O sólo hacer pomodoros con las tareas que más me cuestan…en mi caso es el día de las facturas, ¡siempre me invento cualquier cosa para procrastinarlas!

Otra sugerencia que he leído es que se haga en parejas, así es más divertido y ayuda a comprometerse con las “no distracciones”. Se me ocurre que probemos esto en el coworking una mañana todos juntos, a ver que tal sale…Imagino que será divertido todos tomando las pausas a la vez ¿Te apuntas a probarlo con nosotros?

Revisa aquí las opciones para formar parte de la #felisafamily.

Escríbenos si quieres venirte un día a probar el espacio.

Para conocer más sobre la técnica y su creador, click aquí.

Picture by Hessam Hojati (@hessamhoajti) at Unsplash

 

Sin Comentarios

Dejar comentario